Beatriz Denett

"La Sra. de Orbegozo"

 

Quienes vivimos en esta hermosa ciudad, y hoy somos tercera o cuarta generación de vecinos desde su fundación, al tocar el tema de educación local y ética, alguna vez, escuchamos hablar de “La señora de Orbegozo”, pero ¿quién fue esta mujer?, ¿porqué su nombre (a pesar de que físicamente ya no esta entre nosotros), sigue en la memoria de los ciudavitenses?, ¿cómo se convirtió esta señora maestra, en un ícono de la educación local?

En esta pequeña biografía, de la mano de quienes recorrieron camino con ella, buscaremos las respuestas.

Beatriz Denett y quien fuera el padre de sus hijos, don Edgardo Arnoldo Orbegozo (compañero de vida y el responsable de que la recuerden con ese apellido, ya que muchos docentes compañeros de ella, desconocen el suyo de soltera), vinieron desde la Pcia. de Santa Fe, a vivir al barrio Los Perales y como Beatriz, era docente ya recibida, le pide a Evita un trabajo, mediante una carta y la “Abanderada de los humildes”, como a muchas de las personas que le pedían mediante esta misma modalidad, el 13 de Agosto de 1950 vino a vivir a la casa que le dio a pagar en Ciudad Evita, con el sistema de cuotas que se manejaba mediante el Banco Hipotecario, una máquina de coser para su hermana y un puesto de docente para ella en la escuela LAINES Nº 228, que operararia en el edificio de la Etchegaray y más tarde en el lugar que funciona actualmente.

(Foto: Beatriz junto a una alumna en el edificio de la Escuela Etchegaray 1ro 1ra)

El mismo PERON le dio el nombramiento junto a otros docentes que fueran compañeros de ella, y se ganaron el cariño de sus alumnos, como ser el Sr. Aldo Lasarte.

El hecho que sea maestra fundadora de esta importante escuela y esté desde el inicio de la ciudad, no es el verdadero motivo por el cual se ganara el cariño y respeto de la comunidad y en especial de sus alumnos, sino los valores elevados, (hoy casi extintos) como ser su verdadera vocación por la docencia; su vocación de servicio para con sus alumnos (muchas veces se los llevaba a su casa a almorzar) y es reconocida por ser docente dentro y fuera de la escuela, ya que se ponía como ejemplo en todo momento. Su hija Marcela, recuerda que se vestía y maquillaba siempre que saliera de su casa, porque el maestro tenía que estar siempre impecable cuando la vieran sus alumnos.

(Foto: Junto a sus Alumnos en el patio interno de la 149)

 

En cuanto a su elevada ética, la prueba mas grande que tuvo que pasar, fue tener a uno de sus hijos como alumno, al punto que mientras estaban en la escuela, NO ERA SU MADRE y nos confirma una de sus hijas, que su hermano, le decía al papá que su maestra no lo queria ( cuando se refería a ella en su labor de maestra no le decía mamá).

La señora de Orbegozo tenía un compromiso total con la escuela 149 (antiguamente 228) “SU ESCUELA”, como ella decía, por el grado de pertenencia que ella sentía.

Fue maestra, Vice Directora y finalmente Directora hasta que se jubiló en el año 1981.

Fotos: Izq. brindando en su retiro y Der. Marcela (Hija) y Aitor (Nieto) sostienen la placa conmemoratoria de 1981

que dice: "A Beatriz de Orbegozo, quienes recibimos conocimiento, Vocación, Ternura y Amor. TUS ALUMNOS"

Certifican su calidad como maestra y su gran corazón, las anécdotas que no se borran con los años, de quienes fueran sus alumnos y la recuerdan con mucho cariño.

Madre de 13 hijos, de mayor a menor sus nombres son: Carlos, Edgardo (fallecido), Daniel, Maria del Carmen, Gustavo, Alejandro, Graciela, Claudia, Patricia, Pablo, Gabriel, Marcela y Silvana.

Enfrentó con valor la muerte de su esposo (fallecido el 11 mayo de 1979) y demostró que trabajando en conjunto y como familia, pudieron salir adelante.

Foto: Cumpleaños nro 70 de Beatriz, junto a sus amigas:(de Izq a Der.)   Noemi Lobos, Sra de Alterach, Rosita Parise, Elba Ferrari, Maria Rosa Garcia, Chichita Quintela, Marta Lacour, Marta Botaro.
 

Esta luchadora maestra, falleció el 6 de Abril del 2006, no quiso velatorio, sino que pidió que con el delantal puesto, en su recorrido durante el traslado al lugar definitivo donde descansarían sus restos, la caravana pasara frente a su querida escuela 149.

Su sueño cumplido fue un “JARDIN DE INFANTES PARA SU ESCUELA 149”, jardín al que hoy asiste uno de sus nietos y empezaría sus actividades allá por el 1976, cerca de donde hoy esta el comercio “VIRGINIA HOGAR” sobre la Av. Enfermera Reynalda Rodriguez y luego se trasladara al lugar donde hoy opera y lleva el número 967, pero que aún no tiene nombre.

 ¿No seria un lindo homenaje, para esta gran docente de Ciudad Evita, que llevara el suyo?

 

 

 

Ing. Darío Cerrato

Director Propietario de www.cdadevita.com.ar

Mandanos tu opinión, o aporte, nos ayuda a mejorar.

email: bearsoft@cdadevita.com.ar

Acordate... lo encontraste primero en  www.cdadevita.com.ar la pagina que lleva la Ciudad al Mundo ...

Si te gusto la nota y te gustaría que entrevistaramos a alguien que vos conoces, mandanos un email a: bearsoft@cdadevita.com.ar